Perfil del Alumno/a

El Colegio San Miguel es una Obra de los Misioneros de la Inmaculada Concepción de Lourdes, con más de cien años de historia en los que se han ido afianzando la herencia educativa de los sacerdotes y la misión evangelizadora de un grupo de laicos comprometidos con la tarea educativa.

En febrero del año 2000 y, ante el pedido de la Congregación, el arzobispado de Buenos Aires asume el compromiso de continuar esta obra educativa conservando su identidad e incorporando, al mismo tiempo, el Ideario de las escuelas parroquiales.


Lineamientos Institucionales

  • Lograr en los educandos una formación integral y armónica, a través del desarrollo del potencial de sus posibilidades mediante la excelencia académica en sus aspectos humanos y cristianos.
  • Desarrollar actitudes comunitarias de convivencia, de trabajo cooperativo, de participación, desplegando la capacidad de diálogo, tolerancia y aceptación mutua.
  • Favorecer la integración de padres y familias en el proceso educativo pastoral y en la vida comunitaria.
  • Integrar y desarrollar conjuntamente con la Parroquia el sentido de pertenencia eclesial y el espíritu evangelizador.
  • Lograr la adquisición y el dominio teórico e instrumental de los conocimientos y saberes significativos desde una actitud abierta, reflexiva y crítica de la realidad.
  • Infundir el Amor por la Familia, por la Patria, y por sus tradiciones a través de valores cristianos.

Nuestro estilo pedagógico promueve la participación activa de niños, niñas y jóvenes en todas las actividades educativas, encendiendo en ellos el amor por la Verdad, la belleza y el Bien, desarrollando una conciencia crítica y estimulando el uso responsable de la libertad y la constancia en el trabajo.


El alumno y la alumna deben ser capaces de:

  • Transmitir el amor de Jesucristo y el de nuestra Santa Madre, la Virgen de Lourdes que constituye el fundamento del crecimiento de cada persona y el camino de la reconciliación para todos.
  • Ayudar a quienes más lo necesiten y llevar a todos los hombres el mensaje de Cristo para atraerlos y transformarlos mediante la oración.
  • Responder al mensaje de la Virgen de Lourdes que nos sugiere "convoca a todos los hombres sin olvidar a aquellos que estuviéramos tentados a dejar de lado, a los jóvenes, a los enfermos, a los no cristianos".
  • Vivir los sacramentos, profundizar su vida de oración y su encuentro con la Palabra de Dios.
  • Abrirse a las necesidades de la realidad circundante, detectando sus carencias y buscando formas individuales y comunitarias de compromiso solidario.
  • Cultivar su vida interior con la oración, los sacramentos, el discernimiento del espíritu y asumir un compromiso real con su fe, con su Patria y su Cultura.